¿A quién beneficiará el nuevo Régimen Simplificado de Confianza?

El SAT pone a disposición el Régimen Simplificado de Confianza (RESICO), una alternativa sencilla para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Con la entrada en vigor de las nuevas disposiciones fiscales para el año 2022, el Servicio de Administración Tributaria pone a disposición del contribuyente el nuevo Régimen Simplificado de Confianza, una alternativa más sencilla para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

¿Qué es el Régimen Simplificado de Confianza?

Es una facilitación administrativa para que el pago del impuesto sobre la renta (ISR) se realice de forma sencilla, rápida y eficaz.

Utilizará como base los ingresos facturados y cobrados, lo que permitirá disminuir la labor contable del contribuyente sin que requiera el apoyo de terceras personas. El SAT, como anualmente lo realiza, hará los cálculos y ofrecerá la declaración anual precargada que estará prácticamente lista, solamente para ser cotejada y pagar.

La propuesta está orientada a contribuyentes personas físicas que perciben ingresos anuales menores a 3.5 millones de pesos facturados conforme a su actividad económica, pertenecientes a alguno de los cuatro regímenes fiscales que conforman el Régimen Simplificado de Confianza:

1.   Actividades empresariales y profesionales

2.   Régimen de Incorporación Fiscal

3.   Uso o goce de bienes inmuebles (arrendamiento)

4.   Actividades Agrícolas, Ganaderas, Pesqueras y Silvícolas

En cuanto a las personas morales, se pueden integrar aquellas empresas con ingresos anuales menores a 35 millones de pesos cuyos socios sean personas físicas. De acuerdo con los censos económicos, casi la totalidad de los establecimientos del país son micro, pequeñas y medianas empresas.

El SAT tiene un padrón registrado de 2.1 millones de micro y pequeños negocios cuyos ingresos brutos al año no excedan de 35 millones de pesos, lo que representa 96 % del total de personas morales que serán beneficiadas al incorporarse a este nuevo régimen.

A partir de 2022, las personas físicas que se encuentren en este nuevo esquema estarán obligados a pagar entre el 1 y el 2.5 % de sus ingresos. Debido a estas pequeñas tasas de pago de ISR, los contribuyentes no podrán deducir ningún tipo de gasto. Esto en razón de que, aun existiendo las posibilidades de deducción, la tasa efectiva de ISR a personas físicas fue de 25.4 % durante 2020, lo cual representa diez veces más que la tasa máxima del Régimen Simplificado de Confianza.

Si aún tienes dudas con respecto al nuevo Régimen Simplificado de Confianza, visita el minisitio aquí donde te ayudaremos a aclararlas.

Régimen Simplificado de Confianza

Autor
Servicio de Administración Tributaria
Fecha de publicación
09 de febrero de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.